“El conocimiento sólo sirve cuando se convierte en hábito”

Los dispositivos digitales se revelaron como “máquinas universales” y pronto desbordaron el cauce numérico de sus orígenes. La educación digital se basa precisamente en esta distribución centrífuga del conocimiento. El bit es un elemento indestructible que tiene una capacidad ilimitada para combinarse con otros bits y puede correr a la velocidad de la luz por las redes digitales.

La difusión del inglés como lengua universal es un claro signo cultural de la globalización, pero la enseñanza del inglés como segunda lengua en la escuela tradicional deja mucho que desear en todas partes del mundo. No se ha tomado suficiente conciencia del atraso que significa para la globalización el no poder comunicarse en inglés. Una vez mas la educación mira hacia otro lado en lugar de movilizar suficientes recursos materiales y humanos para resolver un problema tan serio y urgente.

Mucho se podría avanzar en el aprendizaje de cualquier idioma extranjero, por ejemplo, con un fácil acceso o videoconferencia a Internet desde el colegio y desde las propias casas.

Sabemos que la educación es un servicio cuya demanda crece en forma rápida. Es el momento de generar nuevos “caminos de la educación”, para que procedan a derribar las murallas que siguen aislando a las diferentes comunidades educativas del mundo y, de esa forma, se aprovechen mejor tantos talentos dispersos.

¿Quién puede honestamente imaginar una red internacional de un millón de escolares si ya aparecen problemas absolutamente nuevos con redes internas de pocos cientos de alumnos?

¿Cómo se podría usar esta red colosal de manera sensata, creativa y digna?

La tendencia docente más difundida es la de defender sistemas de comunicación "controlables". Las consecuencias educativas de esta inercia mental son graves.

Para ellos es menester prepararse de forma escalonada, probando y corrigiendo continuamente hasta dominar la escala en que uno se encuentra.. Se trata de una nueva frontera: conquistar progresivamente nuevas escalas de conectividad e interactividad. Esta será la manera más apropiada de entrar en la nueva era digital.

La educación es en realidad, la adquisición de una “segunda naturaleza”, de un hábito mental, como decían los antiguos maestros, que impregna toda la conducta y todo el saber. El hábito de aprender es lo que distingue al hombre civilizado. Pero debemos reconocer que los cambios globales de la última década han sido tan prodigiosos que la enseñanza formal no ha logrado todavía incorporarlos con acierto.

Las escuelas siguen considerando a las telecomunicaciones como un gasto y no como una inversión esencial. La educación a distancia y la presencial continúan en pugna en lugar de complementarse.

Las empresas (Exitosas), saben adaptarse a los cambios del mercado con mucha rapidez; la educación no siempre sabe hacerlo, es lenta y muchas veces reacciona tarde a los cambios.. Las mejores empresas conocen muy bien la relación coste/beneficio y hacen lo posible para mejorar su producto final, procuran una calidad total, corrigen sobre la marcha y no esperan un examen final para rechazar un producto. En la educación, estas ideas parecen extrañas, aunque algunos pioneros han comenzado a aplicarlas.

En realidad podríamos decir que todo el proceso de la educación se basa en la creación de “nuevos hábitos”.

La Actualización Tecnológica

Se desarrolla a una velocidad tan grande que es difícil determinar su rumbos, su calidad y sus aplicaciones educativas. Es difícil hoy encontrar suficientes personas del ámbito tecnológico que pueda orientarnos en la selección de los mejores instrumentos educativos, nosotros contamos con los mejores profesionales para orientarles y ayudarles a avanzar en la educación tecnológica para educación. La renovación tecnológica permanente es otro tema importante a tener en cuenta. Cada escuela debe tener un proyecto tecnológico claro, flexible y actualizable, pero nunca comprar por impulso, nosotros les ayudaremos a poner en marcha ese proyecto, con la última tecnología personalizada y adaptada a sus necesidades. Es importante aclarar que en la educación hay que tener la mejor tecnología, la tecnología del mañana. La elección para instalar nuevos equipos debe estar siempre fundamentada desde el punto de vista educativo, y nosotros disponemos de todos los medios y elementos para que eso sea posible.